fbpx

“A donde lleguen hay que agradar” Willington

Yoga no sólo es pararse de cabeza
junio 13, 2016
Sentí alegría por la gratitud que tenía
abril 4, 2018
Willington es el señor que recoge los paquetes de Yoga Store, y la empresa con la que trabaja hace toda la logística para que Uds reciban sus compras. Generalmente no me veo con el porque cuando el pasa por ellos, yo no estoy en la casa. Hace unos días nos pudimos encontrar y con una conversación de 10 minutos, supe que es un hombre bueno y que hace parte de Yoga Store porque vibra con energía similar. Ese día aprendí tanto de él! Y me recordó tantas cosas…. Que sería muy egoísta si no las comparto con Uds.

Esa semana me enteré que un familiar suyo había fallecido, y yo por meterle “conversa” mientras él hacia las guías le dije: “supe que tuvo una calamidad familiar”, y no tuve que decir más nada para que me compartiera tanta sabiduría.

Empezó por contarme que había sido su abuelita, que era como su mamá, me contó rápidamente su proceso de regreso al hogar y cómo nunca estábamos preparados para la muerte porque no nos lo enseñaban como un proceso natural de la vida. Luego me dijo “es que las personas de antes eran diferentes, nosotros los de ahora no somos ni el 10% de lo que son ellos”, yo mientras reflexionaba en sus palabras y lo miraba a los ojos, y siguió diciéndome que ahora las personas se desconectaban de la realidad con la tecnología, que no estaban presentes como si no les gustara su vida, que si no les gustaba algo de su ahora cogían el ipad o el celular.

Después saltó a contarme que tenía 3 hijos, que todos eran muy juiciosos y que él aunque no tenía muchas cosas materiales que ofrecerles siempre les había inculcado algo “a donde lleguen hay que agradar” y que por eso sus hijos eran bien educados. También me contó que todas las noches se reúnen los cinco en su cama y cada uno cuenta como le fue en el día y entre todos se ayudan a ver las cosas buenas y las que deben mejorar, sin importar la edad de cada uno. Mientras llenaba la última guía, me dijo “los hijos son algo tan grande que uno no puede explicar, me dan mucha felicidad, yo no tengo casa, vivo arrendado, pero vivo feliz”.

Mientras el hablaba, y yo lo miraba, sentía que no era él hablándome, que era un mensaje que me estaba llevando y sentí un agradecimiento profundo.
De lo que me dijo Willington hay mucho que rescatar, pero resalto lo siguiente:
1. Veamos la muerte como un proceso natural.
2. Vivamos en el ahora, no nos desconectemos conectándonos a un aparato, disfrutemos del espacio en el que estamos, de las personas que tenemos al lado, de las cosas que tenemos….desempolva todas las cosas que tienes, si las compraste es porque te gustan, úsalas! Y deja de estar pensando en lo que no tienes! Disfruta las que si tienes!
3. “A donde lleguen hay que agradar”, de verdad que esta frase me impactó! Sencilla pero poderosa! Pero ojo que agradar no es complacer, agradar es …. Llevar felicidad, amor, bondad, respeto. Sabían que en hebreo agradar y amar es la misma palabra? Agradezcamos siempre, y estoy segura que las realidades que crearemos serán otras.
4. Qué tanto hablamos con nuestros hijos y padres? Sabemos escuchar a las otras personas? Emitimos juicios cuando los escuchamos?
5. Para ser feliz no necesitamos nada material.

Conclusión: hablen con el de al lado, con el que tengan en frente, con el que los ayude a veces, con todas las personas que se crucen, porque no es una coincidencia es una Dios-idencia. No sabemos que mensaje nos traerá.
Si nos cruzamos con alguien es por algo, solo que muchas veces no aprovechamos esa oportunidad por no interactuar con el otro.

|
Willington es el señor que recoge los paquetes de Yoga Store, y la empresa con la que trabaja hace toda la logística para que Uds reciban sus compras. Generalmente no me veo con el porque cuando el pasa por ellos, yo no estoy en la casa. Hace unos días nos pudimos encontrar y con una conversación de 10 minutos, supe que es un hombre bueno y que hace parte de Yoga Store porque vibra con energía similar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *